Predicción del tiempo con ayuda de los cristales

 

    La aparición del Cristal de tormenta estaba claramente vinculada a la predicción del tiempo. El cristal no solo era un producto de la imaginación, sino un producto que en el siglo XIX. debía resolver una tarea compleja - predecir qué tiempo iba a hacer en los siguientes días.

 

    De hecho así fue, sobre todo en Inglaterra, donde el cristal disfrutó sin precedentes de popularidad gracias a su propagación mediante el almirante inglés R. Fitzroy. Él escribió las siguientes relaciones entre lo que estaba sucediendo en el cristal y el tiempo próximo.

 

El almirante describe:

    "Cuando el flujo atmosférico gira hacia el norte, y al analizar con cuidado la mezcla química, incluso con microscópicos, aumenta en su volumen en forma de hojas de pino, tejos o helechos. Pero cuando el viento o una gran masa de aire se dirigen desde la dirección opuesta, entonces las líneas o todos los contornos regulares, rígidos u ondulados se  suavizan y se reducen gradualmente hasta que desaparecen por completo. Antes y durante los vientos del sur, la mezcla baja lentamente al fondo del cristal hasta perder por completo su forma tal como cuando el azúcar se disuelve. "

Robert Fitzroy en sus estudios sobre los Cristales de tormenta

 

 

    Así comienza el pasaje de la "Práctica meteorología del almirante Fitzroy", libro que apareció a mediados del siglo XIX. Denominado Cristal de tormenta o Stormglass, y que había sido el centro de la atención puesto que el pronóstico se basaba en la experiencia y había alguna indicación de exactitud, a pesar de que, como se puede ver, el almirante no satisfacía el hecho de que no sabía nada sobre el poder del viento. En sus escritos, también menciona:

 

    "La mezcla química contenida en ampollas particularmente cambiaba con el cambio de la dirección del viento, pero no su fuerza, aunque también podía variar, pero por otras razones, a saber, la tensión eléctrica".

 

    Pero miremos otras fuentes ya olvidadas desde hace tiempo. A. Delenius dice en su libro "30.000 de los últimos descubrimientos, recetas, conocimientos útiles y prácticos e investigaciones contemporáneas universales ..." (publicado en Moscú en 1885), no sólo una composición cuantitativa en la mezcla del Cristal de tormenta, sino también cambios en el contenido de la ampolla que dependían del clima, que supuestamente dedujo el propio almirante Fitzroy:

 

"Un líquido claro presagia un buen tiempo, lluvia turbia.

Un líquido turbio con diminutas estrellas tormenta.

Puntos nimios de  niebla, tiempo inclemente.

Grandes copos de nieve en invierno, cielo nublado de verano, aire pesado.

Hebras en la parte superior del líquido -  viento.

Cristales en el fondo - aire espeso, heladas y fríos.

Las pequeñas estrellas significan en invierno, cuando el cielo está despejado nieve en el segundo o tercer día.

Cuanto mayor sea el aumento de cristales en invierno, más fuerte será el frío."

 

 

    Es cuestionable si estas relaciones se derivaron de la colaboración con el almirante Robert Fitzroy, o están basadas en otros de sus escritos inéditos...

 

    Cuando en 1859 una fuerte tormenta azotó las islas británicas. La Corte Real británica distribuyó el Cristal de tormenta entre muchas pequeñas comunidades pesqueras alrededor de las islas británicas, conocido como " Barómetros de tormenta Fitzroy ". Estos cristales de tormenta servían para pronosticar el clima e informar a los buques para que zarpasen del puerto.

 

    La gente trataba de leer y predecir cuál sería el clima, sobre la base de lo que veían en el cristal. Llegaron a ser testigos de una variedad de formaciones de cristales que se formaban como si saliesen "de la nada". Pero también había días cuando no observaban nada especial. Son estas anomalías las que empleaban tanto sus mentes que relacionaban a los cristales con el clima inminente de la época... y eran capaces de "predecir" como sería el tiempo...

 

    Han pasado cerca de 200 años, y nada ha cambiado. Sin embargo, muchas personas creen que todavía se puede predecir el tiempo por medio de los cristales... sin darse cuenta de que la principal fuerza impulsora de lo que sucede en el cristal es probablemente el cambio de temperatura en el ambiente. Sin duda lo relacionan con el clima, pero no se puede pensar que seamos capaces de adivinar el tiempo o qué tiempo nos espera solo con ver en el cristal...

 

    Lo que somos capaces de determinar en el contenido de los cristales es algo que se llama "historia de la temperatura"... si el cristal contiene nuevas formaciones cristalinas, en comparación con la última observación, podemos decir que se han producido en horas o días recientes fluctuaciones de temperatura descendente. Si observamos una disolución gradual en unidades de cristal "desapariciones", es una señal de que hay cambios de temperatura ascendente. Esto está, básicamente, en línea con lo que han observado y descrito los autores japoneses en su trabajo en 2008 en la revista Journal of Crystal Growth en el artículo "Pattern formation of crystals in storm glass".

 

    Sin embargo, no podemos quitarle su misterio ni el hecho de que algunos con la ayuda del cristal de tormenta aparentemente predecían el tiempo. El antes mencionados almirante Fitzroy, que dirigió un registro meticuloso de los cambios dentro de los cristales en relación con el tiempo inminente, y en la mayor parte de sus observaciones usó un microscopio o una fuerte lupa. Por tanto, es posible que a nivel microscópico se puedan observar cambios que son imperceptibles a simple vista, y pueda estar asociado con el pronóstico del tiempo.

 

    Estos cambios microscópicos pueden llevar a una mejor comprensión de la forma en que ciertamente se pronostica el clima y de lo real que es con ayuda de los Cristales de tormenta...